Historia


Desde el año 1600 la Hacienda Leito vivió incontables episodios, desde leyendas dejadas por los Jesuitas de la Orden de San Ignacio durante la Colonia y su expulsión por el Rey de España Carlos III.

La opulenta llegada de Capitanes Españoles y sus familias como Comendadores y esclavistas del Rey, las noches de ansiedades y sueños de los buscadores del tesoro de los Incas en los Misteriosos Llanganates contadas por Pool Williams y Eugenio Brunner.




El rey de la leña

La Hacienda Leito perteneció a Los Jesuitas de la Orden de San Ignacio en el período de la Colonia, cuando América era parte de la Corona Española con Carlos III como Rey.

Para los Jesuitas La Hacienda fue una de sus principales residencias y lugar de descanso, a su expulsión, sus posesiones pasaron a cargo del comendador español Baltasar Carriedo y Arce, mientras pertenecía al Reino de Quito. En 1730 a su muerte pasó a manos de la Aristócrata familia Española Álvarez y Caza, en 1928 las 100.000 hectáreas fueron compradas por Marco Antonio Restrepo quien convirtió a Leito en una de las más grandes Haciendas productoras de trigo, papas, ganado porcino, bovino y lanar.

Su destreza y apego al trabajo le hizo ganarse el nombre del “Rey de la Leña”, por su dedicación y eficiencia al sacar desde las tierras altas de la Hacienda los durmientes de madera para el ferrocarril Ecuatoriano, que contribuyó al desarrollo social y económico del País.



El Rey de la Leña fue un estratega que basado en sus  principios construyó un Reino de prosperidad para toda la gente que vivía y trabajaba en sus tierras, creía en el trabajo como el mejor medio de dignificar al  hombre; dejando con su ejemplo una herencia de lucha y justicia en muchas generaciones.

"LAS HACIENDAS SE DESARROLLARON DURANTE LA COLONIZACION ESPAÑOLA,  CUANDO  A LOS CONQUISTADORES SE LES ASIGNABAN GRANDES EXTENSIONES DE TIERRA PARA SER EXPLOTADAS Y RETRIBUÍAN SUS GANANCIAS A LA CORONA."

Prólogo del Libro “El Rey de la leña: “Marco Antonio Restrepo Jaramillo quien había instaurado un novedoso sistema administrativo diametral, distinto al caduco sistema vertical  de las demás haciendas de la serranía… había instaurado ya los principios de libertad, igualdad y fraternidad que para otros no pasaban de ser sueños quiméricos…   Con absoluta certeza creemos que el autor de esta obra nos ha dejado un mensaje con fondo ejemplarizador y contenido vigente un mensaje profundo para las presentes y futuras generaciones del valor inmenso  de este paraíso sudamericano con condiciones absolutas para salir adelante siendo forjadores de nuestro destino personal y partícipes del progreso de todos”


El tesoro de los Llanganates

Cuenta la Historia que en tiempos de la conquista Española, “Los invasores arrestaron a Atahualpa el príncipe heredero del Tahuantinsuyo, su General Rumiñahui había reunido todas las riquezas en oro del Imperio Inca para pagar por la vida de Atahualpa, pero mientras Rumiñahui transportaba el preciado cargamento le llegó la noticia de la muerte de Atahualpa, y ordenó entonces esconder la fortuna en un lugar secreto en los inaccesibles Llanganates, donde nadie podría encontrarla ni disfrutar de ella...”

Los enigmáticos Llanganates han guardado desde entonces celosamente este tesoro. Desde épocas de la Colonia cientos de expediciones se han organizado y buscado el tesoro Inca, entre lagunas y cerros inaccesibles, flora y fauna salvaje sin encontrar mas que osamentas antiguas…de Incas o de otros exploradores?



"¡Para muchos la historia del tesoro Inca en los Llanganates ha sido solo una leyenda, para usted será una experiencia inolvidable!"